martes, 20 de marzo de 2012

# 272


Cuando el primer niño rió por primera vez, su risa se rompió en mil pedazos que saltaron por los aires en todas direcciones, y así fue como aparecieron las hadas. 
Por eso debería haber un hada para cada niño y cada niña. 
Aunque hoy en día los niños saben tantas cosas que dejan de creer muy pronto en las hadas.

4 comentarios:

  1. es una pena pero es verdad! Los niños dejan muy rápido de ser niños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí es una etapa por la que hemos pasado todos... y es bonita recordarla de vez en cuando :)

      Eliminar
  2. PRECIOSO!! me encanta tu blog. te sigo pasate por mi blog :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! y por supuesto ahora me paso! besos :D

      Eliminar